orange
home correo contacto entada profesional mapa web consultorio alpe
icono Inicio > Psicología > Clínica > tengo una hija de 4 ...

Psicología

Clínica

tengo una hija de 4 a?os (con acondroplasia)y mi mujer me a pedido la separacion. de mutuo acuerdo decidimos la costodia compartida redactando nosotros las condiciones para que la ni?a vea y este y siga teniendo padre y madre pues nos seguimos llevando bien mi duda es como se lo explicamos ?que pautas seguir? tengo claro que sera dificil para todos pero ella me da especial miedo de como lo pueda asumir.pues si encima de su problema le a?adimos otro.gracias
raul minguez diez Mi�rcoles, 08 de Mayo del 2013 14:17

 

Hola Raúl,

 

Entiendo que la situación que estás viviendo es muy difícil, abrumadora y resulta complicado transmitírsela a tu hija. Antes que nada, creo que debes ser consciente de que la noticia le afectará, le dolerá y le llevará un tiempo asimilarla. La forma en que su madre y tú actúen entre vosotros y con ella, será determinante en cómo se sentirá, en lo que interpretará de los hechos y en cómo afrontará las consecuencias de la separación.

En la descripción que haces en tu consulta no especificas si tienes más hijos, pero entiendo que solo tenéis la niña de 4 años. El que ella tenga acondroplasia no la hace diferente a otro niño. Ante esta situación en la que se separan sus padres necesita, como todos, saber qué es lo que ocurre, por qué y qué consecuencias tendrá par ella y la familia.

 

A continuación, detallaré algunas pautas que pueden resultarte útiles:

 

·         Explicarle con detalle la situación: qué significa la separación (por ejemplo, “tus papis ya no vivirán juntos, es mejor que cada uno viva en una casa”, etc.), qué consecuencias va a tener para la familia (por ejemplo, “cada uno va a vivir en un lugar, ya no estaremos juntos en la hora del desayuno”, etc.), cómo será su rutina en adelante y qué cambios tendrá que asimilar (por ejemplo, con quién vivirá, quién la llevará al cole, quién la acompañará a realizar sus actividades, etc.).

La niña, por la edad que tiene, no puede interpretar la realidad de la misma forma que lo hacen los adultos, por eso es sumamente importante explicarle la situación de forma clara, sencilla, con ejemplos específicos; de esta forma le ayudamos a comprender y a aumentar su sensación de control sobre los cambios que tiene que afrontar.

 

·         Es aconsejable que los dos progenitores le informen de la separación, ya que  así será más fácil que perciba que es una decisión de mutuo acuerdo. Además, al estar los dos presentes podréis brindarle apoyo, calmar la ansiedad, miedo, y así aumentar su sensación de seguridad.

 

·         Explicarle una y mil veces que NO ES SU CULPA. La separación no tiene nada que ver con ella, es un cambio en la relación entre sus padres, NO es un cambio entre sus padres y ella, NO implica un cambio en el amor que sienten por ella, sus padres NO están peleando por ella, etc. Es importante repetir este mensaje tantas veces como sea necesario, pues se debe evitar que la niña se culpabilice de la separación (por que se ha portado mal, porque tiene problemas, porque no hace caso, etc.) Mamá y papá nunca dejarán de quererla, siempre serán sus padres y la acompañarán a lo largo de toda la vida.

 

·         Explicarle la situación tantas veces como sea necesario. La niña necesitará tiempo para comprender la  magnitud de los cambios, y conforme los vaya experimentando, irá asimilando las consecuencias de la “separación”. Esto dará pie para que pregunte nuevamente aspectos que no tenía del todo claros...así que es necesario darle la oportunidad que haga todas las preguntas que quiera.

 

·         No mentirle ni fomentar falsas expectativas, por ejemplo sobre la posibilidad de una futura reconciliación.

 

·         No hablar mal del otro progenitor y evitar que los niños estén en medio de conflictos.

 

·         Ser atentos y considerados con sus necesidades, debemos ser tolerantes y comprensivos ante los signos de ansiedad, nerviosismo,  miedo, etc., apoyarla y darle mucha contención. Si la niña percibe que sus padres están tranquilos y “unidos” en la decisión, recuperará más fácilmente su estado de ánimo.

 

·         No dejar de compartir momentos EN FAMILIA. Uno de los aspectos que más les cuesta a los niños es tener relaciones divididas con sus padres y que a partir de la separación, la familia deja de pasar tiempo juntos. Esto no es recomendable para ninguna familia, ya que los lazos se mantienen a través del contacto, el cariño y el conocimiento de cada uno de los integrantes.

 

Por último, te aconsejo que informes a la maestra de la separación. Es posible que la niña muestre cambios en  el carácter o en su comportamiento como consecuencia del malestar emocional, confusión, etc., y en ese caso la maestra debe ser comprensiva e igualmente una figura de apoyo para ella.

 

Raúl, espero que estos consejos te ayuden, y que podáis priorizar el bienestar de la niña y su familia por sobre todas las cosas.

 

Recibe un cordial saludo,

 

Silvana González Breme

Psicóloga col. 18009


Silvana González Breme Mi�rcoles, 22 de Mayo del 2013 16:10
Comparte esta respuesta rss facebook twiter
lupa
Silvana González Breme
Silvana González Breme

Licenciada en Psicología (UNED)

Colegiada nº 18009 COPC

Profesora-tutora  Fac.Psicología, UNED-Girona.

Ejercicio práctica privada Psicología, desde 2009.

ENVÍA TU PREGUNTA:





Acepto la política de privacidad

C/ La Merced nº 20 - 1º D
33201 Gijón, Asturias

Tlf.: 985 176 153

Fax: 984 196 152

info@consultorioalpe.com


W3C Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
Diseño web: ticmedia.es